Search

Estrategia de Prevención de Desastres Naturales en Japón

Updated: Apr 26


Japón es conocido por ser un país que se destaca por su cultura cívica, innovación y su cultura milenaria que ha sido preservada durante siglos. Un país que ha inspirado a las generaciones y que sigue sorprendiendo a medida que pasa el tiempo.



Por: María Camila Peña Mejía - Practicante de comunicación audiovisual y multimedios CCJCI


A pesar de esto, hay algo que previene a muchas personas decidan quedarse en el país, la difícil posición geográfica donde se encuentra. Conocido como el cinturón de fuego del pacífico, este lugar consta de más de 450 volcanes activos, los cuales se forman gracias al movimiento de las placas tectónicas que ocurren en el lugar y geográficamente Japón se encuentra en la línea de fuego de este anillo. Lo cual genera que el país experimente tsunamis, tifones, inundaciones y más conocidos, terremotos constantemente.


El 11 de marzo de 2011 Japón fue sacudido por un terremoto de 9.0°, conocido como el terremoto Sendai; fue el terremoto más fuerte registrado en Japón y el cuarto más fuerte en la historia del planeta. Este vino acompañado de varios temblores cercanos al epicentro y el más devastador fue el maremoto que formó un tsunami con olas de 40,5 metros que dejaron daños humanos y materiales irreparables.


Por la historia que Japón tiene con los desastres naturales han creado un sistema de prevención de desastres sólido, el cual ha evolucionado con el tiempo para poder garantizar la seguridad de los ciudadanos y su patrimonio.



Aprendizaje sobre desastres

Muy pocas personas reciben verdaderamente una inducción de cómo sería un desastre natural. No todo el mundo sabría cómo reaccionar si se encuentra cara a cara con una situación de tal magnitud, y en países donde no suelen suceder este tipo de incidentes las personas no suelen preguntárselo. Sin embargo, en un país como Japón el conocer qué hacer en estas situaciones es una línea de vida.


A raíz de esto, Japón cuenta con centros de prevención de desastres, los cuales son gratis y visitados mayormente por niños cuando están en sus colegios para introducirlos a esta realidad. Lo bueno de estos centros es que no solo enseñan la teoría, también simulan la práctica.




Los centros cuentan con simulaciones de diferentes situaciones, donde las personas pueden vivir que se sentiría estar en un desastre natural. Desde un fuego en la cocina que tienes que apagar; hasta encontrarte en la calle o en un auto en medio de una inundación; o en tu apartamento cuando empieza un terremoto. El centro te enseña sobre alertas y señales de alarma a las que te debes adherir en caso de que suceda alguna calamidad, a estar debidamente preparados, qué se debe hacer, y cómo reaccionar. El fin de los centros es el de concientizar a las personas y hacer que la comunidad sea capaz de protegerse y proteger a los otros en una emergencia.



Tecnología anti-tsunamis y sistemas de alarma

No es sorpresa que Japón sea uno de los países mejor preparados para un tsunami. Cuentan con un sistema de alerta temprana que consta de una red de boyas conectadas a la constelación iridium, un sistema satelital que manda información a un centro de prevención cuando las boyas detectan movimiento en el suelo marino.




También cuentan con murallas de 12 metros, construidas en el borde de las costas; aunque este ha sido un proyecto controvertido dentro de las islas, Japón continúa con las obras para la prevención. Los trenes también tienen un sistema de detección, el UrEDAS (Urgent Earthquake Detection and Alarm System) detecta en menos de cuatro segundos el inicio de un terremoto. Basada en la onda de choque indica que zonas van a ser afectadas y detienen inmediatamente las redes de trenes en esa zona.


Basados en el UrEDAS también crearon alertas especializadas, las cuales son transmitidas en todos los canales televisivos al momento de detección y también se activa en todos los celulares de las personas de forma casi inmediata.


Ingeniería Japonesa

Es bien sabido que los japoneses sobresalen por sus avances tecnológicos y las oportunidades que crean en los diferentes sectores de la tecnología y como es de esperarse que cuenten con una avanzada tecnología antisísmica en sus edificios, la investigación de nuevas tecnologías ha hecho que los japoneses logran crear rascacielos que se mantengan en pie sin problemas en la mitad de un sismo. El gobierno japonés ha invertido en la creación del E-defense Shake Table, una placa que simula de manera realista el movimiento de un terremoto, y sobre esta se construyen edificios a escala real, esto para poder probar las diferentes técnicas que se desarrollan.




También han creado incontables productos para los hogares japoneses, desde innovadores pegantes para prevenir la caída de un mueble sobre una persona, hasta fuertes stickers que se ponen debajo de las neveras para que no se muevan. Los japoneses han aprendido a asegurar sus casas, siempre tener un botiquín o una maleta de desastres con ellos para estar preparados en cualquier situación.



Iniciativas de prevención

Japón ha compartido las políticas que implementan para la prevención, pues Japón invierte en la prevención y pronta identificación de desastres, más que en la reparación y rehabilitación, puesto que sí un desastre se puede prevenir no habrá necesidad de la segunda.

Dentro de estos puntos están:


  • Revisar constantemente la fluidez y buen estado de las vías. Esto ante la posibilidad de problemas durante las nevadas intensas que podrían entorpecer el desplazamiento de los vehículos de emergencia. Llevar a cabo un catastro de las áreas más peligrosas e identificar a las poblaciones vulnerables.

  • Consultar permanentemente sobre el estado de las comunicaciones en las zonas geográficamente aisladas.

  • Realizar simulacros de emergencia.

  • Dar a conocer los efectos devastadores de las erupciones volcánicas según la evidencia histórica.



Hay muchas cosas que se pueden aprender de esta estrategia japonesa, ya que sigue siendo un país que nos ha maravillado a través de los años con sus tecnologías y hermosa cultura, mostrándose fuertes frente a las adversidades y creando medidas que les sirvan para las incontables situaciones que se pueden presentar, estando siempre un paso adelante. Y como con esta estrategia de prevención de desastres naturales, hay muchos más ejemplos que Japón nos brinda que podríamos implementar en nuestra vida diaria, y que nos puede dar la ventaja en el momento que menos esperamos.



REFERENCIAS:

Libro blanco de Japón, 2015

8 views0 comments

Recent Posts

See All